4.1 Mapear el contexto en el que se realiza el procesamiento de datos

Solo cuando considere el contexto en el que se procesan los datos podrá comprender cuáles son las medidas correctas en su situación específica. Hoy comenzamos con anotar el contexto interno, externo y legal en el que se desarrolla su proyecto.

Estos son algunos aspectos que pueden ser relevantes:

1. Cultura de su organización. ¿Por qué? Porque la cultura institucional determinará cómo se desarrollará, implementará y adaptará un proyecto. Algunos ejemplos son:

  • En instituciones altamente burocráticas, es probable que un proyecto deba planificarse de manera muy detallada. Probablemente, será difícil hacer cambios una vez que se haya escrito una idea.
  • En las instituciones jerárquicas, es posible que deba involucrar al nivel superior para realizar ajustes que considere relevantes para aumentar la protección de datos.
  • En las instituciones con aversión al riesgo, la gestión responsable de datos puede considerarse relevante, aunque es posible que deba «venderlo» de tal manera que no haya el riesgo de que cancelen todo su proyecto.
  • En entornos institucionales abiertos, podría ser más fácil obtener más recursos o involucrar a expertos externos para mejorar las medidas de privacidad y seguridad de los proyectos, etc.

2. Contexto político y social. Por ejemplo, ¿cuál es la relación que generalmente ciudadanos tienen con el gobierno? ¿Confían el gobierno lo suficiente para manejar sus datos? ¿Cuáles son los problemas sociales actuales que podrían ser relevantes? Es decir, en una ciudad donde los ciudadanos exigen más acceso a la información y la transparencia debido a un reciente escándalo en torno a la corrupción, uno debería concentrarse en abrir estos conjuntos de datos relevantes para las necesidades de los ciudadanos, en lugar de construir otra aplicación innovadora. O imagine un escenario donde en un país se produjo un reciente escándalo sobre la vigilancia del gobierno, aquí los ciudadanos pueden desconfiar de un servicio gubernamental que recopila sus datos, incluso si se quieren usar para mejorar los servicios para los ciudadanos.

3. Finalmente, existen normas y políticas locales y nacionales que regulan o estipulan cómo se usan los datos y que deben tomarse en cuenta. Por ejemplo, las políticas de datos abiertos o las normativas de protección de datos.

Entonces, para contextualizar y comprender mejor su procesamiento de datos, tome un pedazo de papel, tome un máximo de 5 minutos e intente escribir tantas cosas como pueda sobre los tres aspectos mencionados anteriormente (1. Cultura de su organizacional, 2. Contexto social y político, 3. Regulación y normas). La siguiente tabla puede ayudarlo a estructurar sus pensamientos. Las palabras clave en el lado derecho pueden ayudarle a analizar a detalle en el contexto, pero puede haber muchos más aspectos que vale la pena anotar.

También puede descargar el formato de la tabla aquí para imprimirlo si así lo prefiere.